¿Es Francia un activo para Europa?

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Eurodiputado, copresidente del Grupo de los Verdes / Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo, miembro del Partido Ecolo (Bélgica))
    Mayo 2017

    Salvar el proyecto europeo significa volverlo a poner al servicio de la prosperidad compartida. París tiene la responsabilidad de forzar un cambio de rumbo 

    Entre el Brexit y el aumento de los nacional-populismos de todo tipo, lo mínimo que se puede decir del proyecto de integración política del Viejo Continente es que está seriamente cuestionado. Sin embargo, nunca había sido tan necesario: los ciudadanos de la Unión Europea no representamos más que el 7% de la población mundial (el 5% en 2050). Y entre Donald Trump y Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Xi Jinping, no tenemos demasiados aliados en el mundo. Recuperar la soberanía —es decir, la capacidad de decidir y actuar de forma autónoma— para hacer frente a los retos de este siglo requiere actuar juntos. ¿Podemos imaginar que un Estado miembro, incluso el mayor, pueda conseguir por sí solo la transición energética, responder a las amenazas geoestratégicas y de seguridad o contrarrestar el poder cada...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.