Una película que derrota las mejores series: ‘Boyhood’

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 5 Noviembre, 2014

    Periodista

    Boyhood juega con el tiempo, con el fluir de la vida, los relevos generacionales. En ella se asoma la verdad desagradable de envejecer y morir.

    Fotograma de Boyhood.

    Los hermanos Lumière, cuando filmaban a los “obreros saliendo de la fábrica” o “el tren llegando a la estación de La Ciotat” estaban convencidos de captar y mostrar la vida misma, y que eso era lo extraordinario. El poeta y también cineasta Jean Cocteau decía que el cine servía para “poder ver la muerte haciendo su trabajo”. El cineasta Richard Linklater, rodando Boyhood, devuelve a la captación de la realidad ese carácter extraordinario propio del cine que tan a menudo se olvida, y lo hace permitiéndonos “sentir” el paso de doce años en 164 minutos. 

    Los actores –Ethan Hawke, Patricia Arquette, Ellar Coltrane y Lorelei Linklater– han aceptado dejarse filmar durante un mes cada año a lo largo de esos doce años. En ese mes han sido una familia cinematogràfica...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.