Los paraísos fiscales son cosa de Europa

  • 13 Diciembre, 2016

    Oxfam Intermón publica una lista con los 15 países y territorios que más facilitan la elusión y evasión de impuestos por parte de las grandes empresas

    Sede de Credit Suisse en Zúrich. FOTO: Roland zh

    Los paraísos fiscales no son sólo islas lejanas con palmeras y playas paradisíacas, sino que están en pleno corazón de Europa. Así lo revela un informe difundido el lunes por la ONG Oxfam Intermón, que incluye una clasificación de los 15 peores paraísos fiscales del mundo. Holanda, país fundador de la Unión Europea, figura en el tercer lugar la lista, en la que también aparecen Suiza, Irlanda, Luxemburgo y Chipre, además de cuatro territorios bajo soberanía británica: Bermudas, Islas Caimán, Jersey e Islas Vírgenes Británicas.

    El informe confirma que los paraísos fiscales se han convertido en una vía para que las grandes empresas reduzcan al mínimo su contribución, privando a los Gobiernos de recursos vitales para invertir en políticas públicas como la atención sanitaria, la educación y la creación de empleo, vitales para reducir la pobreza. “La competitividad de las grandes empresas no se puede construir a costa de hace pagar la factura a la ciudadanía”, afirma Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón. “Se está fomentando un sistema económico peligrosamente desigual que arrebata a millones de personas la posibilidad de aspirar a una vida mejor”.

    Para los autores del informe, titulado Guerras Fiscales, los paraísos fiscales analizados son “ejemplos extremos de una destructiva carrera a la baja” en la que países de todo el mundo están recortando drásticamente la tributación de las empresas con el objetivo de captar inversión y negocio. Oxfam Intermón insta a los Gobiernos, entre ellos al español, a poner fin a esta situación antes de que sea demasiado tarde.

    Esta es la lista de los peores paraísos fiscales del mundo, según el informe:

    1. Bermudas

    2. Islas Caimán

    3. Holanda

    4. Suiza

    5. Singapur

    6. Irlanda

    7. Luxemburgo

    8 Curaçao

    9. Hong Kong

    10. Chipre

    11. Bahamas

    12. Jersey

    13. Barbados

    14. Mauricio

    15. Islas Vírgenes Británicas

    El estudio de Oxfam Intermón recuerda algunos escándalos fiscales especialmente sangrantes, entre ellos el acuerdo firmado por el Gobierno irlandés con Apple que ha permitido al gigante tecnológico pagar durante años un tipo impositivo efectivo del 0,005% en el impuesto de sociedades. Otro ejemplo poco edificante es el de las Islas Vírgenes Británicas, que acogen a más de la mitad de las 200.000 empresas offshore creadas por Mossack Fonseca, el bufete de abogados en el centro del escándalo de los llamados Papeles de Panamá.

    Oxfam Intermón calcula que los países más pobres pierden ingresos por valor de 100.000 millones de dólares anuales a causa de la evasión y elusión de impuestos por parte de las grandes multinacionales a través de paraísos fiscales. Ese dinero, por ejemplo, sería suficiente para garantizar el acceso a la educación de 124 millones de niños y niñas sin escolarizar o financiar servicios sanitarios que podrían evitar la muerte de al menos seis millones de niños y niñas cada año.

    “Para contrarrestar la caída en la contribución fiscal a las empresas, los Gobiernos optan por pasar la factura a los trabajadores y familias”, apunta Susana Ruiz. La responsable de Oxfam Intermón denuncia que para equilibrar las cuentas, muchos Gobiernos recurren a los recortes del gasto público o a la subida de impuestos como el IVA, que recaen más desproporcionadamente sobre las personas más pobres. De este modo, la caída de 0,8 puntos porcentuales en el tipo nominal del impuesto de sociedades en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) entre 2007 y 2014 se compensó en parte con un aumento medio de 1,5 puntos en IVA general en el mismo periodo.

    El informe ofrece un dato especialmente inquietante: en lo que va de año, el 67% de la inversión extranjera bruta en España ha tenido su origen en los 15 países y territorios de la lista, que han multiplicado por tres esos flujos con respecto a 2015. La inversión desde Holanda, por ejemplo, es 46 veces superior a la que llega desde Estados Unidos. También llama la atención que sólo tres de estos territorios (Islas Bermudas, Islas Vírgenes Británicas y Mauricio) permanecen en la lista oficial española de paraísos fiscales. El resto nunca han figurado en ella (Suiza) o han ido saliendo tras firmar un convenio de intercambio de información fiscal de cuya efectividad no hay evidencias.

    Casi la mitad de las filiales de empresas del Ibex35 en paraísos fiscales han optado por ubicarse en alguno de estos 15 lugares. Oxfam Intermón considera que la legislación española es claramente insuficiente a la hora de abordar la lucha contra dichas prácticas. La ONG pide la aprobación de una Ley contra la Evasión y Elusión Fiscal que obligue al Gobierno a recuperar mayor equidad en el sistema tributario español mediante el cierre de todos los resquicios de la elusión fiscal, la mejora en la rendición de cuentas, la dotación de recursos a la Administración, el impulso de una contratación pública fiscalmente más justa y, de manera especialmente urgente, la revisión de la definición de los paraísos fiscales. “El Gobierno español acaba de anunciar medidas encaminadas a que las grandes empresas contribuyan más a los ingresos fiscales, pero son medidas aún insuficientes porque siguen dejando de lado la lucha contra los paraísos fiscales”, sostiene la organización.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.