Un plan para Europa // La paradoja de la moneda común que divide