La huida hacia adelante de Putin

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 1 Octubre, 2016

    Petróleo: La economía rusa, que depende del precio de los hidrocarburos, multiplica sus malos resultados. Pese a ello, la popularidad del presidente no disminuye. 

    Dos personas sin hogar en las afueras de Moscú. FOTO: FOTOVLAD

    Una economía en recesión, un poder adquisitivo a la baja, tres millones de pobres más en 2015 (1)... es la primera vez,  desde que a finales de 1999 Vladimir Putin llegara al poder, que la pobreza aumenta en el país, subraya el economista Sergei Guriev (2). Él, que presumía de lograr que sus compatriotas olvidaran la sombría presidencia de Boris Yeltsin (1991-1999), marcada por la hiperinflación y la miseria de muchos rusos. Sin embargo, en Rusia no parece moverse nada desde el punto de vista político: todo el mundo está de acuerdo en que después del pasado 18 de septiembre, cuando los electores renovaron a sus  diputados, el partido del presidente, Rusia Unida, sigue dominando abrumadora y totalmente un Parlamento desprovisto de poder...

    Este artículo ha salido publicado junto a:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.