LA FOTO DE AGUSTÍ CARBONELL // Un año perdidos en el bosque