Prueba y error

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Agosto 2016

    Richard Feynman fue uno de los grandes patriarcas de la física teórica en el siglo XX. Sobre otras cosas sabía más o menos lo que todo el mundo, es decir, poco, pero los puntos de vista de un cerebro privilegiado siempre resultan interesantes. Feynman pensaba que los sistemas liberales habían surgido para aplicar en la política el sistema de investigación científica, que, como se sabe, consiste en una sucesión infinita de pruebas y errores: “La idea de que nadie sabía realmente cómo hacer funcionar un gobierno llevó a la idea de que teníamos que preparar un sistema mediante el cual se pudieran desarrollar nuevas ideas, probarlas y desecharlas para aportar nuevas ideas”.

    En política y economía se suele trabajar con un reciclaje de ideas viejas

    El BCE imprime euros con la fiebre de un yonqui en abstinencia

    “Las ideas más extrañas funcionan a veces”, avisó el físico Feynman 

    Feynman era demasiado optimista: en política, como en economía, no suele...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.