Cartas de lectores

  • Durante la cuarentena, en León se ha cobrado un euro a las personas indigentes por la comida en el comedor social, a través de la Asociación Leonesa de la Caridad (privada y subvencionada), más otro euro por la cartilla que deben presentar. 

    Se dice mucho que en este sistema neoliberal la política no es nada, solo un apéndice de la economía, que es la que realmente decide. ¿Cómo explicar, entonces, la marcha atrás de Boris Johnson y Donald Trump en su decisión de favorecer la economía frente a la salud?

    He leído, en el nº 70 de Alternativas Económicas, el interesante artículo ‘Los economistas cogidos en flagrante delito de ideología’, de Christian Chavagneux. Presenta un estudio en el que se preguntó a economistas de postín si compartían o no una afirmación para la que, en algunas ocasiones, se indicaba su verdadera autoría y en otras, se atribuía a economistas de tendencias heterodoxas. 

    Seamus Heaney recibió el premio Nobel de Literatura de 1995. En su discurso explicó la historia de unos obreros que fueron detenidos a punta de pistola una noche de enero de 1975 cuando se desplazaban por Irlanda del Norte en minibús.

    En Washington DC, el 27 de enero del 2017, la fiscal gneral, Sally Yates, recibió la noticia de que Donald Trump había firmado un veto migratorio que prohibía la entrada a viajeros con visados válidos y también a residentes legales procedentes de 6 países de mayoría musulmana.

    El 15 de marzo de 1965, el presidente Lyndon B. Johnson pronunció un discurso en el Congreso de Estados Unidos en el que puso de relieve los enrevesados métodos que las comisiones electorales, especialmente de los Estados sureños, estaban utilizando para impedir el voto a los afroamericanos. 

    En el Palacio de Westminster se encuentra este escudo diseñado por los hijos de la diputada laborista Jo Cox. Las cuatro rosas representan a Jo, su marido, su hijo Cuillin y su hija Lejla. Las rosas blancas simbolizan Yorkshire y las rojas, el Partido Laborista.

    La tesis dominante de que Hillary Clinton era la representante de las élites, mientras que Donald Trump era el candidato de los pobres y de la clase obrera no se sustenta en hechos. El 60% de los votantes de Trump se encontraba entre las rentas más altas del país y tan solo el 25% pertenecía a los blancos no hispanos cuyos ingresos eran inferiores a la media.

    Desde que en 1988 Julio Llamazares publicara la ya icónica Lluvia amarilla, la cuestión de la despoblación rural en nuestro país ha ido lenta pero inexorablemente ganando actualidad, casi al mismo ritmo que lo hacía la propia despoblación.

    Hoy he recibido el número 48 de la revista y al leer el artículo “Venezuela pone a prueba la democracia” me he sentido un tanto contrariado por el mismo. Lamento tener que decir que se trata de un ejercicio de populismo que no casa en absoluto con el estilo de la revista. Déjeme señalarle que soy (...)

    Páginas