¿Garantía de bienestar para todos?