Indicadores

  • Es el lugar que ocupa en el mundo la economía española por tamaño, según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) correspondientes a 2016. El producto interior bruto (PIB) es de 1,25 billones de dólares. En la primera década de este siglo, España formaba parte de los primeros diez (...)

    El gasto social por habitante ha bajado sustancialmente durante la crisis (2007-2013). De las comunidades analizadas, Castilla-La Mancha es la que más lo recortó en 2013 sobre el año de máximo gasto (2009 salvo en Catalunya, donde fue en 2010).

    La dualidad del mercado de trabajo español entre contratos indefinidos y temporales con menores derechos no ha terminado con la última reforma laboral.  La mayoría de nuevos contratos siguen siendo temporales, pero los contratos de menos de siete días se han duplicado, y han pasado (...)

    La deuda pública con el exterior aumentó un 51% de 2008 a 2015, hasta 585.382 millones de euros. La privada, especialmente la de los bancos, siguió el camino inverso y cayó un 65%. El Barómetro Social lo atribuye a las ayudas a entidades financieras y a una política fiscal "favorable a grandes (...)

    La cohesión del EU Cohesion Monitor  mide la voluntad de conocer, cooperar y comprometerse entre europeos, la conciencia de interdependencia y la solidez de los lazos. Avanzó en los años de crisis en el Centro y el Este. Reculó en el Sur.

    Los hombres cobran más que las mujeres, y esa realidad no sólo no se ha reducido durante la crisis, sino que ha aumentado. La brecha en el salario mediano anual entre ambos géneros ha pasado de 4.297,6 a 4.918,7 euros (14% más).

    ¿Los mayores costes laborales impiden que las empresas contraten más? El gráfico rompe tópicos y no muestra relación entre los países con mejor tasa de empleo y su presión fiscal sobre el trabajo (contribuciones sociales, IRPF).

    La seguridad laboral ha empeorado en la mayoría de países miembros de la OCDE, que ha empezado a estudiar no sólo la cantidad de empleo creado, sino también su calidad. España y Grecia se llevan la palma. Según la OCDE, mejorar la calidad del empleo no va en detrimento de un mayor nivel de ocupación.

    Finlandia es el país de Europa que más invierte en Investigación y Desarrollo (3,3%/PIB). A la cola, Rumanía. En los países del Sur los recortes no han perdonado la I + D. España pasó del 1,4 al 1,2%. La media europea supera el 2%.

    Los ciudadanos con estudios superiores no sólo no se han librado del aumento del desempleo en España producido durante los años de la crisis, sino que su empleabilidad empeoró de facto respecto de quienes tenían niveles educativos inferiores. No ha ocurrido lo mismo en los países de la OCDE.

    Páginas