desprotección

  • Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    Los pasaportes han transformado la política de los países ricos. En tiempos en los que las fronteras se han abierto a los movimientos de mercancías y capitales, las fronteras se han cerrado para las personas sin dinero. Los extranjeros pobres provenientes de países extracomunitarios son vistos como un peligro. Sobre el miedo al extranjero se ha centrado el crecimiento de la extrema derecha. Y este supuesto del peligro de ser invadidos ha servido para justificar políticas inhumanas, como el encarcelamiento en CIES, la brutal acción militar en el Mediterráneo, el trato indecoroso a los demandantes de asilo o de papeles. Son políticas que han tenido su complemento social en prácticas xenófobas y racistas.