12. El repunte de la deuda exterior