50. Uno de cada cuatro jóvenes ni estudia, ni trabaja