A qué se deben los males de Europa

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Desencanto: La UE cumple sesenta años sumida en una crisis que sólo podrá resolver con una vuelta atrás o una unión más fuerte. Una alianza económica y monetaria incompleta se ha convertido en fuente de desequibrios.

    Certificado europeo de energía en los electrodomésticos. FOTO: PARLAMENTO EUROPEO

    1. Un mercado común incompleto

    Las uniones  entre países pueden adquirir diversas formas. El economista Bela Balassa las ha clasificado en orden de integración creciente: la más elemental es una simple zona de libre comercio. Cuando se dota de unos aranceles exteriores comunes, se convierte en una unión aduanera. La apertura de los mercados laborales y de  capitales hace de ella un mercado común. Si se le añaden unas políticas económicas armonizadas, tenemos una unión económica y monetaria*. Y el último estadio es la unión política. La elección entre esas formas de unión, sin embargo, no es estática: cada etapa es una fuente de desequilibrios que empujan a...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.