Europa, puesta a prueba