Hay dinero para otro modelo energético