¿Ricos que buscan ‘salvar’ el mundo?