Liquidando la ‘hucha’ de las pensiones