Competitividad e igualdad: el modelo que vino del frío