Demografía y economía

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Febrero 2015

    Malthus alertó del riesgo de una población desbocada para la supervivencia del mundo. La actual inquietud ecológica recupera su tesis, largo tiempo desmentida.

    Un barrio de Lagos (Nigeria). FOTO: JUAN CARLOS TOMASI

    En la historia del pensamiento, Thomas Robert Malthus fue el primer economista que se interesó por la demografía. En 1798, publicó sin nombre el Ensayo sobre el principio de la población. En él sostenía que la distancia entre población y recursos necesarios para subsistir no podía más que ampliarse a lo largo del tiempo. Sólo podían conciliarse ambas cosas con abstinencia sexual o, en su defecto, con hambre. Esta tesis provocó un escándalo: “[Aquel que] no pueda subsistir ni de su trabajo ni de su patrimonio no tiene ningún derecho a compartir el alimento de otros hombres. En el gran festín de la naturaleza, no hay cubiertos para él”. Si, por compasión, los invitados se apretujan un poco más en la mesa para dejarle espacio, entonces “la...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.