El mayor problema del euro

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Ex ministro y ex presidente del Parlamento Europeo)
    Agosto 2013

    Hemos salvado quizá el euro a costa de sacrificar Europa. La crisis no es financiera, fiscal o económica: es política. Sin crecimiento, la moneda no será creíble ni estable. El ajuste en el Sur no es posible socialmente sin una contribución expansiva del Norte.

    Pronto hará cuatro años que Grecia reconoció  que había estado ocultando durante años un déficit tres veces superior al máximo permitido. Fue en octubre de 2009. Desde entonces, empezó una crisis que ha amenazado la existencia misma del euro y ha creado una nueva división entre los europeos.

    Ya han pasado tres años desde el primer plan de ayuda financiera a Grecia, que se concedió en mayo de 2010. Pero a pesar de los muchos progresos que se han producido desde entonces en el gobierno de la eurozona, la gravedad de la recesión en los países del  Sur  sigue siendo el mayor problema para la supervivencia del euro.

    El futuro del euro dependerá de la capacidad de recuperar el crecimiento en la Europa...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.