Entre el euro y Ucrania