Francia cumple 25 años de renta mínima

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Febrero 2014

    El 1 de diciembre de 1988, la Asamblea francesa votó, y prácticamente por unanimidad, la creación de una renta mínima de inserción (RMI), una ayuda a los más pobres que luego pasó a llamarse renta de solidaridad activa (RSA). Sin embargo, se trataba de un consenso engañoso.

    Un hombre sin hogar pide ayuda en los Campos Elíseos de París.
    FOTO: KONSTANTIN32/DREAMSTIME

    Ideada por el Gobierno de Michel Rocard, la ley por la que se creaba en Francia una renta mínima de inserción (RMI) abordaba una cuestión que estaba lejos de provocar la unanimidad, y que en realidad nunca lo ha hecho, como se ha demostrado con el paso del tiempo: ¿hay que dar dinero a los pobres sin contrapartidas, sobre todo, si están capacitados para trabajar?

    Antes, en los años sesenta, el nivel de paro en Francia era del 1%. No se pensaba siquiera en medir la pobreza, pues parecía evidente que la oleada de ingresos engendrada por el fuerte crecimiento durante los denominados glorisosos años...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.