¿Hasta dónde ha llegado el progreso técnico?