Pandemia, empleo y nuevas desigualdades

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Noviembre 2020
    Pedro Strukelj

    Daños: Son necesarias transformaciones estructurales que hagan más resistentes los territorios donde el crecimiento económico no trajo consigo un verdadero desarrollo.

    Resulta un tópico repetido que el virus no distingue entre clases sociales o grupos profesionales, pero es indudable que las consecuencias de la enfermedad que provoca sí lo hacen y el empleo es, sin duda, un excelente banco de pruebas para confirmar que, como señala Mariano Fernández Enguita, una pandemia imprevisible ha traído la brecha previsible. De este modo, en un país como España, que se sitúa entre los afectados de forma más grave por los contagios, a la crisis sanitaria se han añadido una profunda crisis económica y otra social que afectan a todos sus territorios, con un impacto negativo evidente en los mercados regionales y locales de trabajo, pero con una intensidad muy desigual y nada aleatoria, que puede relacionarse con su mayor o menor vulnerabilidad. 

    Se considera vulnerable aquel...

    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario