Situación bloqueada con pocas fisuras

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Pulso: El enroque de posiciones ha agravado un problema que empieza a enquistarse y que impide abordar otras cuestiones. La convivencia forzosa sería dura, antipática y desestabilizadora

    ILUSTRACIÓN: PERICO PASTOR

    Tras la negativa del Congreso de los Diputados a transferir a la Generalitat la competencia para convocar la consulta que quiere hacer el Parlamento catalán, el bloqueo a la solución de los problemas entre Catalunya y España es más absoluto que antes. El telón de fondo es el desconcierto español ante una ofensiva que tiene su máxima fuerza en su carácter pacifista, y el riesgo de que algún incidente ensombrezca un pulso que debe ser exquisitamente democrático.Hay tres alternativas de fondo. Una, la posibilidad de que Catalunya se independice. Otra, que España efectúe reformas federalizantes que sean aceptables para la mayoría de los españoles y los catalanes (tomados en dos bloques). La tercera es mantener sin cambios la situación actual. 

    La...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.