Tragedia y milagro del euro