A Fátima Báñez

  • Marzo 2016

    Señora ministra:

    He recibido una misiva suya en la que incluye dos escritos. En el primero, de la directora general María Eugenia Martín Mendizábal, me informan sobre la situación y revalorización de mi pensión: me suben 6,12 € anuales brutos, lo cual, dividido por 12 meses, asciende a 0,51 céntimos; sin comentarios. El segundo escrito, firmado por la ministra de Empleo y Seguridad Social,  Fátima Báñez García —es decir, usted—, contiene aseveraciones que son difíciles de entender por lo que tienen de burda propaganda y exaltación de logros que no llegan a percibir los españolitos de a pie. Intento explicarme:  

    Me habla de creación de empleo, pero no de su calidad. Me habla de esfuerzo solidario, perseverancia, dificultades, crecimiento económico, evitar rescates, superación, etc. Todo muy bonito, pero —siempre hay un pero, máxime en este país de ingratos— ¿quién ha sufrido las dificultades?, ¿quién se ha beneficiado del rescate no declarado?, ¿quién ha mantenido sus millonarios planes de pensiones? La lista sería larga, tediosa y frustrante, por decirlo de manera educada, pero usted, una persona informada y preparada, sabe de quién hablo.

    Señora ministra, no menciona cómo y en qué cuantía ha disminuido el Fondo de Pensiones, creado e incrementado durante años   a raíz del llamado Pacto de Toledo.
    Señora ministra, en lo que llama “subida moderada” (excelente eufemismo), nos tranquiliza indicando que su política permitirá seguir dando protección y tranquilidad.

    Se vanagloria en su escrito del 4-1-2016 —recibido en la primera semana de febrero (incluye felicitación de Año Nuevo)— de unos logros que muchos españoles ni compartimos ni disfrutamos. El comentario anterior me lleva, en aras de un mayor ahorro, a que no me vuelva a enviar un escrito similar, por higiene mental, ya que, tras casi cincuenta años de cotización, no me puedo llevar muchos disgustos.

    Eso  sí,  le ruego que sigan enviándome el escrito con la revalorización de la pensión: Por dos motivos: me ampara la ley  y para que mis nietos sigan disfrutando de los logros conseguidos en los próximos años, espero.

    Saludos.

    Julián Orgaz González

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.