Hacer perder el tiempo al parado

  • Mayo 2015

    Hace tiempo leí que la primera vía que se utilizaba en España para encontrar empleo era la de los contactos personales y familiares. Incluso en tiempos más felices para nuestra economía, en España costó que la intermediación se hiciera un hueco importante que fuera más allá de la caza de altos ejecutivos de grandes empresas por parte de otros de largos e ilustres apellidos.
    Poco a poco, desembarcaron multinacionales especializadas en la selección, junto a muchas locales que adoptaban nombres anglosajones para parecer chic. 

    Luego llegó Internet y el mundo cambió. Ya no había que malgastar papel mandando CV a ciegas y por doquier: las empresas cuelgan sus vacantes en su propia web. Y hoy las redes sociales tipo Linkedin nos permiten exponer el propio perfil laboral al mundo entero para encontrar un nuevo empleo, se busque o no. 

    En paralelo, quienes ya buscaban se nutren de la Red, una enorme cantera donde pescar candidatos. Y proliferaron también plataformas que casan online oferta y demanda, así que nos rodeamos de Infosjobs, Infosempleos, Jobs-andtalents, Jobomas, Kitsempleo, Hays... Algunas de ellas son conocidas y serias y me consta que su tarea de filtro resulta útil. Junto a ellas, cada vez surgen nuevos nombres que no siempre operan con profesionalidad y sí sin sensibilidad. Algunas no saben ni lo que ofertan.

    Me encontré a un viejo amigo experto en estas webs. Tras perder un empleo estable y bien remunerado, lleva casi cinco años dando tumbos por trabajillos temporales, o parciales o en negro. Cada vez me cuenta una historia más rocambolesca sobre citas, reuniones y procesos de selección tras los que nunca supo nada. La última fue un correo electrónico citándole a una entrevista sin decirle la empresa, el sector o el puesto. Telefoneó y sólo les sonsacó un lugar y una hora. Le picó la curiosidad, y además está en fase desesperada. Resultó que buscaban vendedores de energía, ir por las casas para que se cambie de suministrador. Un trabajo muy digno que hizo perder una mañana a mi amigo, que nunca buscó trabajo de comercial. ¿Alguien cobró por presentar su perfil? 

    Nuria López Martín

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.