La foto de la crisis moral europea

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Entre las imágenes que brindó la pasada final de Champions que enfrentó a Real y Atlético, sobresalen dos estampas protagonizadas por el presidente Florentino Pérez: aquella en la que encaja la mano a José María Aznar y una secuencia anterior en que celebra en solitario el empate de Sergio Ramos en el tiempo de descuento. Esa imagen resulta turbadora: con los puños en alto, Florentino es incapaz de disimular la soberbia de quien se cree merecedor indiscutible de la victoria y parece querer decir: “Marcamos porque YO lo merezco. Por fin se me hace justicia”, etc. Todo ello obviando que la falta de rodaje de Casillas casi le vale el título. Recuerden además que hablamos de la mente preclara que despidió a Vicente del Bosque porque no le lucía bien en la corbata.

    Que este respetable señor sea incapaz de dudar de sí mismo en ese instante de apoteosis, que en vez de alegría manifieste solo satisfacción, como si el mundo saldara una deuda con él, pone los pelos de...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.