Consumo

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    Dentro de nuestra faceta de consumidores, también podemos hacer ondear algunas banderas, seguir ciertas pautas y tener referentes. El propio consumo colaborativo se ha erigido en una causa para muchas iniciativas que han surgido, entre la moda y la convicción, constituyendo un enorme y creciente cajón de sastre en el que toca desbrozar qué hay del mayor de los altruismos y qué de la mera pátina de compartir sobre un modelo empresarial muy convencional. Pero el trasfondo de esta tendencia es, en muchos casos, la toma de conciencia del absurdo de no reutilizar las cosas. El intercambio puede considerarse hijo de la crisis económica, pero sólo en parte. El trueque y la compartición han existido siempre. Hoy simplemente ocurre que Internet ha sabido dar un salto de escala —local, estatal, global— a viejas prácticas conocidas.

     

    Consumo Colaborativo

    Saberlo todo y difundirlo todo sobre cómo compartir reinventando mediante la tecnología. La revista Time considera...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.