Allí donde no llega la moneda ‘legal’

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    El valor del dinero tiene mucho que ver con la psicología, la reputación y la imagen. No tanto las de quienes más dinero poseen, sino las del propio dinero. Por ejemplo, si la economía se desploma, dejamos de creer en la moneda. Lo que importa es la credibilidad y confianza que aquélla proyecta sobre quiénes intercambian con ella. 

    En realidad, permitir el intercambio es la razón de ser del dinero. El invento de la moneda supuso añadir al trueque —tú me das una cabra a cambio de que yo te dé un cerdo— la capacidad de posponer parte de la transacción. A lo mejor te doy el cerdo que necesitas, pero no necesito ninguna cabra, sino una burra, de modo que te entrego el cerdo a cambio de algo que me permita esperar hasta encontrar la burra. Otra cosa es que a la función de medio de intercambio le hayamos añadido otras —tampoco ajenas a la psicología—, como el ahorro o incluso la especulación. Pero el dinero estancado no mueve la economía de una comunidad.

    Una...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.