Una película que derrota las mejores series: ‘Boyhood’

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 5 Noviembre, 2014

    Periodista

    Boyhood juega con el tiempo, con el fluir de la vida, los relevos generacionales. En ella se asoma la verdad desagradable de envejecer y morir.

    Fotograma de Boyhood.

    Los hermanos Lumière, cuando filmaban a los “obreros saliendo de la fábrica” o “el tren llegando a la estación de La Ciotat” estaban convencidos de captar y mostrar la vida misma, y que eso era lo extraordinario. El poeta y también cineasta Jean Cocteau decía que el cine servía para “poder ver la muerte haciendo su trabajo”. El cineasta Richard Linklater, rodando Boyhood, devuelve a la captación de la realidad ese carácter extraordinario propio del cine que tan a menudo se olvida, y lo hace permitiéndonos “sentir” el paso de doce años en 164 minutos. 

    Los actores –Ethan Hawke, Patricia Arquette, Ellar Coltrane y Lorelei Linklater– han aceptado dejarse filmar durante un mes cada año a lo largo de esos doce años. En ese mes han sido una familia cinematogràfica...

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario