1.- La creación masiva de moneda fomenta la inflación