La nueva ley incluye anzuelos y aparca el problema de fondo