Participación // ¿Y si pudieras opinar sobre el futuro del euro y la economía europea?

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Presidenta de Revo Prosperidad Sostenible)
    Mayo 2021
    BCE

    Positive Money y Revo lanzan una iniciativa para que la gente pueda elegir a qué tiene que dedicarse el Banco Central Europeo.

    El Banco Central Europeo (BCE) ha iniciado el proceso de revisión de su estrategia en política monetaria después de casi 20 años desde la última vez que lo hizo, en 2003. Por primera vez es posible participar en un proceso de deliberación para definir una postura de la ciutadania sobre el tema. El proceso se llevará a cabo en cinco países europeos: Alemania, Francia, Italia, Holanda y España.

    ¿Qué ha llevado al BCE a iniciar tal revisión precisamente ahora? Según se puede leer en su propia web, persigue cumplir mejor con su mandato: mantener la estabilidad de los precios o, lo que es lo mismo, mantener la inflación a un nivel cercano al 2%.

    Los años comprendidos entre la crisis global de 2008 y la crisis pandémica actual han sido y continúan siendo un período muy convulso en todos los frentes: el crecimiento del PIB en la eurozona ha sido escaso y la inflación ha ido descendiendo desde 2008 hasta llegar a casi cero en 2015, con el consiguiente riesgo de deflación.

    El BCE puso en marcha sus mecanismos de estabilización. Bajó  los tipos de interés hasta llegar a los valores negativos actuales y, a partir de 2015, inició la llamada política de expansión cuantitativa —llevada a cabo por Mario Draghi y continuada por Christine Lagarde—, que ha supuesto la inyección masiva de dinero en la compra de activos a los bancos comerciales y de bonos de los Estados (el 30% de ellos está en manos del BCE). 

    Estas medidas extraordinarias para mantener a flote la economía están estrechando el margen de maniobra del BCE. Además, afectan ya a las vidas de las personas y seguirán afectándoles. Pero depende de la estrategia que decida el BCE que las consecuencias futuras sean más o menos negativas para los europeos.

    Nuevas circunstancias

    ¿Qué otras medidas puede adoptar  la institución? ¿Qué consecuencias tendrá mantener tipos cercanos a cero, o incluso negativos? ¿Qué ocurrirá cuando bancos y Estados deban devolver la deuda contraída recomprando activos y bonos? 

    Por eso es de suma importancia que, a la hora de fijar esta estrategia, el BCE tenga en consideración las circunstancias en las que nos encontramos: fenómenos como la globalización, la digitalización, la aparición de nuevas monedas no controladas por los Estados, las nuevas estructuras financieras y el cambio climático van a interferir sin duda en la política monetaria del BCE, y viceversa.

    El BCE es una institución independiente de la estructura política de la Unión Europea, pero eso no significa que no deba rendir cuentas de sus actuaciones ante  los ciudadanos europeos. Por eso, es importante que nuestra voz sea escuchada justo en el momento en que se diseña su estrategia de futuro. El BCE ha iniciado a través de su portal un proceso de consulta a la ciudadanía para conocer la opinión del amplio espectro de las personas interesadas.

    El camino que elija el BCE afectará a la vida de la gente

    Nos preocupa, por ejemplo, que los tipos de interés tan sumamente bajos estén afectando a la rentabilidad de los ahorros, pero también a los fondos de inversión ligados a muchos planes de pensiones y que también, de forma indirecta, estén  distorsionando el mercado inmobiliario. También nos preocupa que los salarios y las pensiones no crezcan al mismo ritmo al que lo hacen los precios, lo que repercute en la inaccesibilidad a la vivienda. Nos preocupa, y mucho, la dificultad de encontrar o de mantener un puesto de trabajo, y aún más en esos tiempos de pandemia. Nos preocupan las repercusiones negativas del cambio climático en la economía y en el futuro de nuestros hijos. 

    ¿Pueden las políticas monetarias influir en la solución de esos problemas?

    Transparencia necesaria

    Hasta ahora, las políticas del BCE en la compra de activos no han tenido más criterio que el de la viabilidad económica de las empresas, sin tener en cuenta criterios climáticos, sociales ni éticos. Esto significa que, hasta 2022, año en el que va aplicarse la nueva estrategia del BCE, la compra de activos por valor de al menos 1.700 millones de euros derivada de los programas de expansión cuantitativa va a continuar beneficiando a empresas dedicadas a los combustibles fósiles, a fabricantes de armas y a empresas condenadas por fraude. Con esa política neutral no solo se perjudica a toda la sociedad y al clima, sino a la viabilidad de los propios bancos, porque no se han tenido en cuenta ni los riesgos que puede suponer invertir en empresas del sector de los combustibles fósiles, destinados a desaparecer, o en empresas vulnerables a las catástrofes climáticas.

    A muchos nos gustaría recibir explicaciones más transparentes sobre las decisiones del BCE, en las que se nos argumenten los motivos por los que se aplican determinadas políticas de estabilidad de precios, así como las repercusiones de dichas políticas, incluidos beneficios, riesgos y efectos negativos. A muchos nos gustaría que tales explicaciones se ofrecieran en un lenguaje comprensible para una mayoría, no solo para las personas expertas. Somos conscientes de que a los ciudadanos de a pie nos falta formación financiera, pero el BCE también puede ayudar a la comprensión de estos temas.

    Banco Ciudadano Europeo

    Con el objetivo de ayudar al entendimiento de dichas políticas y con el deseo de hacer oír nuestra voz en el BCE, ofrecemos a todos los ciudadanos la posibilidad de participar en un proyecto de información, debate y propuesta sobre temas monetarios. El proyecto   Banco Ciudadano Europeo está organizado en España por  Positive Money y Revo Prosperidad Sostenible. Es abierto y gratuito  y  está destinado a cualquier persona interesada  en la estrategia futura del BCE, aunque no sea una experta en economía.

    No se han tenido en cuenta criterios sociales ni climáticos

    Es preciso que la institución escuche la voz de la ciudadanía

    En el portal de participación  europeancitizensbank.es se puede encontrar la información  en un lenguaje sencillo y al alcance de todos los ciudadanos. Se puede participar, previo registro, en el debate y las conferencias online donde personas  expertas expondrán de forma divulgativa los temas relacionados con el papel del BCE, sus políticas y sus consecuencias para los ciudadanos.

    Entre otros, contaremos con Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España, Ernest Urtasun y Jonás Fernández, parlamentarios europeos, Marta Domínguez, del think tank económico Bruegel, y  Andreu Missé, director fundador de Alternativas Económicas.  

    El proyecto concluye con la organización de una jornada de deliberación entre un número seleccionado y representativo de entre todos los interesados en participar en la asamblea de deliberación. De esta jornada se van a extraer unas conclusiones que van a ser entregadas al BCE, para que las tenga en cuenta en este proceso de revisión de su estrategia futura.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número: