El ‘brexit’, un divorcio muy costoso