Capitalismo sin muros

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 27 Noviembre, 2014

    ¿En crisis? Tras el intervencionismo público inicial, el neoliberalismo marca la agenda.

    El año1989 terminó con un cambio telúrico, la caída del Muro de Berlín, que tenía gran significación puesto que preanunciaba el fin del comunismo real y el monopolio del capitalismo como único sistema socio-económico en el mundo. Sin entrar en profundidades, ello parecía una fábula. El periodista británico Seumas Milne (La venganza de la historia. La batalla por el siglo XXI, Capitán Swing ediciones) escribió que, desde el punto de vista de la autoestima occidental, 1989 fue un año perfecto: triunfaba la libertad individual y el rival ideológico era derrotado, se retransmitía esta derrota en directo por televisión en medio de la destrucción ritual del símbolo (el Muro) del odiado enemigo en el corazón de Europa.

    En vez de aplicar otro tipo de socialismo en libertad en la Europa del Este, o un capitalismo de rostro humano en el resto del mundo, los triunfadores —ya sin...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario