El imperio opaco

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 25 Septiembre, 2014

    Periodista y escritor

    El Corte Inglés ha transitado sus 79 años de historia embozado en el ocultamiento. Nadie es más notorio y, a la vez, más desconocido. La designación de su nuevo presidente, Dimas Gimeno Álvarez, el cuarto en el orden sucesorio en la familia propietaria, fue comunicada con 31 palabras escuetas y lacónicas. Sin datos adicionales y sin declaraciones.

    El mayor grupo empleador de España, el anunciante por antonomasia, el patrocinador de casi todo y el icono más representativo de la sociedad de consumo española, es un operador ignoto. Sus dirigentes son herméticos; sus interioridades, un arcano; sus accionistas no se muestran y su estilo corporativo se basa en el mutismo.

    El secretismo envuelve a la compañía hasta velar pasajes y períodos fundamentales. El patriarca e iniciador, César Rodríguez González, fundador, primer presidente y máximo propietario de El Corte Inglés durante casi la mitad de los 79 años de vida del grupo, fue suprimido de...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario