Italia logra un acuerdo para sanear la banca