Sentencia europea: Un cambio radical

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Juez del Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona

    Desde 2008 hasta hoy se han llevado a término más de 400.000 ejecuciones, aunque las estadísticas no son fiables entre otras razones porque no existe modo de identificar si el ejecutado es un particular o una sociedad, si se ejecuta una vivienda o un local.

    Esa falta de información tiene mucho que ver con la naturaleza del procedimiento ya que tradicionalmente la ejecución servía para subastar inmuebles, sin tener en cuenta al ocupante.

    Conviene advertir que la hipoteca no estaba pensada históricamente como un modo de financiar el acceso a la propiedad de la vivienda. En la raíz de esta institución se partía de la necesidad de que quien ofrecía una garantía hipotecaria fuera propietario, ya que, de otro modo, la garantía era muy débil. Por tanto, puede afirmarse que en su concepción fundacional y hasta finales de los años noventa del siglo XX la hipoteca era un instrumento para dar liquidez  a grandes...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario