El tipo de contrato condiciona el salario