El salto de los contratos fijos, con más tiempo parcial y fijos discontinuos