La clase media en España se encoge