Las condiciones de vida empeoran a pesar de la recuperación