Más paro entre jóvenes y ‘seniors’