Menos préstamos para la vivienda