Spotify y Apple, en el ring de la música