La deuda pública, o el efecto ‘bola de nieve’