LA FOTO DE AGUSTÍ CARBONELL // Cordura, sensibilidad y firmeza